FANDOM


No sé si alguno de ustedes, les pasó o les estará pasando lo mismo que a mí. Hablo sobre despertarme así, tan súbita e inexplicablemente, como si tan sólo hubiera cerrado los ojos y de pronto volver a abrirlos de una forma poco común, observar el techo moviendo los ojos de un lado hacia otro y darse cuenta que todo está absolutamente oscuro y que poco a poco tu mente se llene de recuerdos y pensamientos que nos aterran.

Esto ya me está pasando como 3 a 4 veces en esta semana, y me preocupa que pueda seguir así por el resto de mi vida, así que decido contarle a mis amigos a ver si alguno está pasando por lo mismo que yo, ellos sólo se ríen y me responden con bromas, típico de cualquier adolescente bromista y más aún si hay confianza.

Una tarde mi amigo Cristian me dijo: “Oye, averigüe eso, lo que te ocurre, eso de que te levantas así tan espontáneamente”, "pues bien, ¿Qué sabes?", le contesté. Resulta que así como a ti, esto le ocurre a mucha gente, pero debes saber que hay algo malo entre todo esto, me respondió.

Resulta que mi amigo había ido a esos lugares donde leen la mano, ven el futuro y cosas así, que yo no creí en cosas de esa naturaleza, me dijo: “Si quieres vamos para que tú mismo lo oigas”, en tono de burla le dije: “¿En serio? ¿Crees que iré a esos lugares, sólo porque me levanto a las 3:00am o 4:00am así de la nada y luego no pueda dormir porque me quedo aterrado?”, y con un tono algo serio me respondió: “Yo lo haría”, me quedé mirándolo fijamente a los ojos y por fin acepté, “Ok, no pierdo nada, además tengo algo de dinero para que me lo quite sin tanto esfuerzo” le dije.

Mi amigo me llevó a más o menos 3 calles de mi casa, a pesar de que estaba cerca, nunca me percaté que hubieran esos lugares por ahí, nos dispusimos a entrar, sonó ese típico “tilín” al abrir la puerta, entramos y ahí al frente había una mujer que calculo tenía unos 1000 años, era muy anciana, no podía creer que aún se podía vivir en esas condiciones, estaba tan acabada y tan… abuela.

Antes de que mi amigo pudiera decirle algo, ella dijo “así que ese es tu amigo, al que le interrumpen sus sueños ¿eh?”, mi amigo algo inquietado respondió:

– Sí señora, él es, por favor dígale lo que me dijiste a mí el otro día que vine y te comenté del caso.

Ella inmediatamente me observó y me dijo:

– Lo que estás pasando es algo peculiar, pero tiene un remedio, sólo tienes que hacer…

– Un momento, le dije, antes de que me vendas tus productos raros, me podrías explicar ¿Por qué me ocurre eso?

Miró a mi amigo, y le dijo:

– Parece que no le explicaste nada de lo que te mencioné ¿verdad?, Cristian, mi amigo sólo movió la cabeza y fijó su mirada hacia el piso.

– Jovencito, lo que ocurre es muy simple, te explicaré de la forma más sencilla que pueda", mencionó, presté atención y me dijo:

– Lo que ocurre es que “alguien” menciona tu nombre, y por eso despiertas así, tan repentinamente, sin una pisca de sueño.

– En ese momento, le dije casi riéndome, "hay muchos personas que tienen el mismo nombre que yo, ¿Cómo saber si se refieren a mí?, y sólo por mencionar mi nombre, ¿Me ocurre todo eso?

– Ella con esa mueca de risa en su rostro me contesto: “Es que ese alguien quien menciona tu nombre, lo dice susurrándote al oído”.