FANDOM


¿Alguna vez te preguntaste si las casualidades existen? Yo creo que no. Tal vez, sólo tal vez, todo pase por

algo. Solía tener una vida tranquila. Vivía con mí familia adoptiva e iba a un colegio normal, donde si bien no era la más popular tenía dos mejores amigas. Una de ellas era Sam y la otra, Jessica. Teníamos una muy buena relación y eramos muy unidas. Todo iba bien, hasta que un día ocurrió algo que cambió nuestras vidas.

Estaba con Sam y Jessica en casa, viendo una película de terror. Habíamos estado leyendo historias de lo mismo hacía unos momentos así que mí grado de paranoia era grande. Ya no quedaban palomitas, así que caminé hacia la cocina. Estaba pasándolas tranquilamente al bowl cuando siento que alguien me sujeta fuertemente de los brazos. Asustada, sin una buena visión (dado que la luz estaba apagada) y con mí racionalidad bloqueada, tomé el primer objeto que tenía a mí alcance para defenderme de mi atacante. Un grito agudo me aturdió y entonces reaccioné, había golpeado a Jessica. Ahora grité yo dejando caer la sartén con la que la había atacado, y Sam vino corriendo hacia la cocina encendiendo la luz. Ahí podíamos ver a Jessica, quien yacía en el suelo sin vida, con un hilo de sangre en la cabeza. Sam me miró asustada, intenté explicarle que había sido un accidente. Ambas, buscando una solución, decidimos ocultar el cadáver de nuestra amiga antes de que llegaran mis padres. Envolvimos el cuerpo en una bolsa de residuos y lo dejamos en un basurero. Nerviosas por lo sucedido regresamos a mí casa.

Al rededor de dos horas más tarde, llegaron mis padres sorprendiéndose por la ausencia de Jessica. Un poco abrumada afirmé que ya se había ido a casa hace una hora. Sam me miró con miedo y ambas suspiramos al ver a mis padres saliendo del cuarto. El reloj daba las 8:00 hs así que Sam partió hacia su casa. Al otro día, Domingo, nos volvimos a reunir para hablar más relajadamente de lo sucedido. Ella dijo algo muy cierto, no ibamos a poder ocultarlo por mucho tiempo. De momento decidimos no pensar en ello. Qué gran error, intentar huir del problema. De todos modos este estuvo presente todo el tiempo, aunque ninguna de las dos haya dicho nada. Nuestra charla evasiva se interrumpió cuando mí madre cruzó por la puerta de mí cuarto. Con el teléfono en la mano, nos preguntó si habíamos hablado con Jessica ya que aparentemente esta nunca llegó a casa. Negué haber hablado con ella desde que nos vimos en casa. Mire a Sam y ella parecía empalidecer cada vez más. A pesar de su nerviosismo, negó haberla visto. Mamá salió del cuarto preocupada y continuó con su llamada, dejándonos a mí y a Sam en nuestra tortuosa soledad.

Los días fueron pasando y la policía intervino con la misteriosa desaparición de Jessica. Comenzaron con la investigación y la culpa era cada vez más insoportable. Ya me costaba conciliar el sueño por las recurrentes pesadillas. Siempre estaba ella allí, diciendo que confiese. Intentar convencerme a mí misma de que había sido culpa suya no servía. No fue mí intención, ¡Fue sólo un accidente!

Y luego.. ocurrió el inicio de la verdadera pesadilla. Los policías encontraron el cuerpo de Jessica, tarde o temprano esto pasaría. Su madre fue a reconocer el cuerpo y en efecto.. era ella. En el colegio todo estaba tenso, ver a todos mís compañeros de clases entristecidos por Jessica me agobiaba, todos nos brindaban su apoyo a mí y a Sam, algunos hasta nos invitaban a salidas amablemente para “olvidar el mal momento”. La culpa seguía consumiéndome poco a poco, y tarde o temprano.. saldría a la luz la horrorosa verdad. No sé exáctamente cuanto tiempo pasó, sólo sé que fue un Martes cuando mi padre me llamó diciendo que teníamos que hablar. Todo pasó como debía ser, habían hecho la autopsia y se habían dado las causas de la muerte; traumatismo cerebral causado por un impacto fuerte. Ahora el problema es saber quién y por qué. La investigación siguió, y cada vez me costaba más vivir. Ya no dormía, la culpa no me lo permitía. En la última pesadilla recuerdo haber entrado a mí casa, ver a mis padres muertos y ahí estaba Jessica... diciéndome que había sido mí culpa y que confiese. Los policías empezaron a interrogar a los vecinos, y ahí fue cuando todo se volvió oscuro... La vecina de al lado afirmó haber visto a dos jóvenes sacandouna bolsa de residuos grande de la casa de al lado. Nerviosa dije que había sacado la basura con Sam,que eran muchas bolsas y la metimos sólo en una bolsa grande pero mí padre confirmó que la basura estaba intacta. Nos llevaron a mí y a Sam a dejar muestras de ADN, y regresamos cada una a su respectiva casa...

Al otro día despierto por las voces desconocidas en el piso de abajo mezcladas con las voces de mis padres...

«Al parecer, su hija es acusada de un homicidio culposo, dado que la vieron salir de la casa con otra joven cargando el cuerpo donde se encontraba Jessica, y el ADN de ambas estaba en la escena del crimen. Deberá pasar unos 3 años en un reformatorio hasta cumplir la mayoría de edad y ahí transladarla a prisión, pero primero se debería hacer un chequeo psicológico para ver si la situación no la afectó...»

No quise seguir escuchando, no iría al reformatorio. ¡No fue mí culpa! ¡Fue un accidente! Decidí escapar. Corrí hacia la cocina, tomé un cuchillo y lo guardé por seguridad. No quería salir sin armas. Noté que los policías me vieron entonces corrí hacia mí cuarto de vuelta y trabé la puerta. Comenzaron los golpes. Un golpe. Tomé mí mochila y comencé a guardar ropa. Dos golpes, tres golpes, cuatro golpes. Guardé pequeñas cantidades de ropa y algo de dinero. Me puse una chaqueta con capucha. La puerta se tumbó, y el policía me buscó con la mirada Desesperada sólo salté por la ventana haciéndome daño al caer, lo cuál no me importó y comencé a correr. Perdón Jessica, perdón mamá, perdón papá... Sam, donde sea que estés, sé que algún día nos volveremos a ver.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.